Acerca de Cristina

Amante de la naturaleza y la escritura. Mujer luchadora que no se rinde ante la adversidad.

Abrázame

Abrázame hasta quedar sin aliento
Hasta desear de nuevo respirar
Hasta que se haga infinito el sentimiento
Hasta que nadie nos prohíba amar.

Abrázame tan fuerte
Que si lo vuelven a prohibir
Me crea yo con tal suerte
Que no necesite ese sentir.

Abrázame con todas tus fuerzas
Como si mañana no fuese a amanecer
Reúne una a una todas las piezas
De este corazón a punto de desfallecer.

Abrázame hasta quedarme dormida
Que tengo miedo de ésta soledad
Y en este mundo me siento perdida
Moviéndome en el círculo de la ansiedad.

Abrázame hasta quedar sin aliento
Hasta desear de nuevo respirar
Hasta que se haga infinito el sentimiento
Hasta que nadie nos prohíba amar.

“Si la vida no me hubiera dado razones para conocer el dolor y la aflicción, nunca hubiera conocido el poder de sanación de un abrazo.”
–Richelle E. Goodrich (Escritora americana).

Imagen de Ekrulila en http://www.pexels.com

 

 

Quisiera

Que por un momento me entendieras
Y no pensaras en mis rarezas
No te perdieses en sutilezas
Y que tan sólo en mi creyeras.

Recuperar el tiempo perdido
Tener una nueva oportunidad
Curar mi corazón herido
Y decir adiós a ésta ansiedad.

Que todos mis miedos se convirtiesen en valentías
Las penas pasadas en aprendizajes
Los pequeños sueños en grandes viajes
Y que la esperanza llenase mis días.

Que el dolor acumulado se transforme en energía
Para seguir con ilusión el sendero de la vida
Que cada amanecer sea la luz que me guía
Y dejar volar toda esperanza que en mi pecho anida.

Convertir el presente en pasado
Para así recuperar la alegría
Esa que con tu ausencia te has llevado
Dejando lejano el recuerdo de la armonía.

“La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.”
– Julio Cortázar (escritor, traductor e intelectual argentino).

Imagen de João Cabral en http://www.pexels.com

Desconsuelo

No sé cómo expresar
Este gran desconsuelo
Que es enorme el pesar
Y pesado el ahogo que siento.

Que no sé cuándo pasará
Ni cómo será ese momento
En el que todo quede atrás
Y se tornen alegres los pensamientos.

Que son tiempos de ser fuertes
No queda otra opción
Y es difícil ante tanta muerte
Encontrar algún resquicio de ilusión.

Y desde aquí quisiera expresar
Mi humilde sentimiento de condolencia
Que aunque sé que es una gota en el mar
No quería quedarme en la indiferencia.

Que quisiera abrirte mi mano
Pero no tengo nada guardado en ella
Poder hacer el dolor liviano
Y convertir su ausencia en una estrella.

No sé cómo expresar
Este gran desaliento
Que es enorme el pesar
Y pesado el ahogo que siento.

“No busques adelantarte hasta el día que pararás de sufrir, porque cuando ese día llegué sabrás que estás muerto. “
– Tennessee Williams (dramaturgo estadounidense).

Imagen de Matej en http://www.pexels.com

Distancia emocional

Ya han pasado semanas
Pero aún no me acostumbro
Que ya me pesan las ganas
Y la libertad no vislumbro.

Que esto de la distancia social
Creía tenerlo superado
Pero es más la emocional
La que en realidad nos tiene distanciados.

Que tan sólo quería ayudarte
Cuando tu semblante se tornó pálido
Y un ¡Aléjate! me espetaste
Dejando mi corazón inválido.

Que enfadada me respondiste
Cuando mis bollos preferidos señalé
Como si mis dedos fuesen rayos láser
Que disparasen virus por doquier.

Que sólo a cuatro pasos de ti estaba
Porque dos de ellos rebasé
Desde esa línea amarilla pintada
Y de la que no me percaté.

Que la distancia social
La estamos haciendo demasiado grande
Y la distancia emocional
Esa, llegará a ser irreparable.

Que esto de la distancia social
Creía tenerlo superado
Pero es más la emocional
La que en realidad nos tiene distanciados.

Imagen de Francesco Ungaro en http://www.pexels.com

Fragilidad

Dejamos pasar los días
No les damos importancia
Y sólo cuando esos momentos ansías
Te das cuenta de su relevancia.

Que han pasado los años
Y creímos haber aprendido
De todo lo que enseñan los daños
Impregnados en los recuerdos vividos.

Y ahora mirando atrás
No lo veo yo tan claro
Siempre creyéndonos lo más
Desandando el camino con todo descaro.

Que creímos ser muy fuertes
Llenos de sabiduría y experiencia
Sin darnos cuenta de lo débiles
Que somos todos ante la ciencia.

Nos pensábamos indestructibles
Viviendo día a día nuestras rutinas
Nada en este mundo parecía temible
Cayendo en confusiones supinas.

Y he aquí el gran error
Ese de pensar que no errábamos
Y hoy miramos a nuestro alrededor
Pensando hacia dónde vamos.

Que nunca pensamos en nuestra fragilidad
Esa que hoy nos ha hecho ser humanos
Sacando de la mochila la bondad
Dándonos entre todos las manos.

Y me pregunto si será igual
Una vez todo haya pasado
Que ésta amabilidad suele ser inusual
Cuando uno deja de estar aislado.

Dejamos pasar los días
No les damos importancia
Y sólo cuando esos momentos ansías
Te das cuenta de su relevancia.

“La fragilidad confesada deja de serlo y se convierte en un punto fuerte.”
– Autor desconocido

Imagen http://www.pexels.com 

Fuerza

A ti que necesitas fuerza
Yo te la quiero dar
Que ya me desprendí de la pereza
Y tan sólo quiero ayudar.

Que cuando menos te lo esperas
Tras una gota una fuente puede manar
Y en un lugar de secas tierras
Alguna semilla puede brotar.

Tú tan sólo dime
Qué puedo yo ofrecer
Que moveré cielo y tierra
Y a tus pies yo lo pondré.

Que sólo tengo abrazos guardados
Para cuando los pueda regalar
Que hoy están todos vetados
Y de ellos te tienes que preservar.

Que sólo tengo palabras
Y esas poco pueden aliviar
Acaso frente a pequeñas heridas
Y hoy únicamente podrían hurgar.

Hurgar en esas heridas
Que hoy sólo necesitan curar
Y que sólo el tiempo y el silencio
Ayudarán a poder superar.

A ti que necesitas fuerza
Yo te la quiero dar
Que ya me desprendí de la pereza
Y tan sólo quiero ayudar.

“Duele. Duele un montón.  Pero va a pasar, y cuando sane, más fuerte vas a brillar, más alto vas a volar, más libre vas a soñar. Y vas a entender, que algunas historias terminan, para que otras mejores vuelvan a empezar.”
El Principito
– Antoine de Saint-Exupery (Aviador y escritor francés)

 

Foto de lalesh Aldarwish en http://www.pexels.com

 

Sensibilidad

No quiero que me mires
Ni tan siquiera de reojo
Que puede que tú no lo notes
Pero en un momento me sonrojo.

No quiero que me escuches
Pues no hago más que divagar
Solo quiero que mi silencio ansíes
Y así juntos poder estar.

Que en este mundo hay mucho ruido
Y yo tan sólo quiero susurrar
Todas mis ilusiones a tu oído
Y así juntos poder soñar.

Pintaría un cielo con colores suaves
Para después poderlo emborronar
Que siempre llegan las largas tardes
En las que siempre nos apetece llorar.

Y es que por todo lloro
No lo puedo evitar
Tanto como me enamoro
Para luego volverte a olvidar.

Sensibilidad que por todo me conmueves
Déjame un momento vivir en paz
Que mis emociones siempre remueves
Y tan sólo pido serenidad.

No quiero que me mires
Ni tan siquiera de reojo
Que puede que tú no lo notes
Pero en un momento me sonrojo.

Imagen  http://www.pexels.com

Para ti

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Que te tengo en alta estima
Esa estima que en mí perdí
Que mi alma se creyó ilegítima
Y al diablo yo se la vendí.

Que no soy merecedora de tu afecto
Ni de tus dulces risas o largos desvelos
Siento que con el mundo no conecto
Se van apagando poco a poco mis anhelos.

Que siempre me consideré pequeña
En un mundo de altos vuelos
Y aún hoy me siento extraña
Batallando contra mis propios duelos.

Que siempre quise hacerme mayor
Esperando perder cualquier complejo
Y con los años me hacía menor
Haciéndose ellos más viejos.

No he llegado a conocerte
Y aún te sigo esperando
Que es más grande la pena de perderte
Que la desesperanza de no haberte encontrado.

Sólo necesito que me digas
Que confías en mí con los ojos cerrados
Que yo soy mi peor enemiga
Y que tú vas a ser mi gran aliado.

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Imagen http://www.pexels.com

Sin red

Siento un nudo en el estómago
Estoy entre la espada y la pared
De pronto me siento como un náufrago
Siento caer sin red.

Creía estar en suelo firme
Después de andar caminos embarrados
Y tan sólo quería convencerme
De que todo había terminado.

Y me siento avergonzada
Por no saber decirte
Por qué me siento aprisionada
Sin conseguir mentirte.

Y si bien curaría mi alma
Qué precio debo pagar
Siento no merecer la calma
Entre esta tormenta en el mar.

Que mi barco sigue a la deriva
Creyendo ver faros en la lejanía
Que me salvan de mi mente cautiva
De esta infinita agonía .

Pero el miedo impide liberar
Tantos momentos olvidados
Y hay tanto que querría contar
Pero mis labios están sellados.

Y si recuerdo quisiera olvidar
Y el olvido se me hace amargo
Que no sé si es mejor ignorar
Así como vivir en un eterno letargo.

Siento un nudo en el estómago
Estoy entre la espada y la pared
De pronto me siento como un náufrago
Siento caer sin red.

Foto de Henry & Co. en Pexels