Para ti

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Que te tengo en alta estima
Esa estima que en mí perdí
Que mi alma se creyó ilegítima
Y al diablo yo se la vendí.

Que no soy merecedora de tu afecto
Ni de tus dulces risas o largos desvelos
Siento que con el mundo no conecto
Se van apagando poco a poco mis anhelos.

Que siempre me consideré pequeña
En un mundo de altos vuelos
Y aún hoy me siento extraña
Batallando contra mis propios duelos.

Que siempre quise hacerme mayor
Esperando perder cualquier complejo
Y con los años me hacía menor
Haciéndose ellos más viejos.

No he llegado a conocerte
Y aún te sigo esperando
Que es más grande la pena de perderte
Que la desesperanza de no haberte encontrado.

Sólo necesito que me digas
Que confías en mí con los ojos cerrados
Que yo soy mi peor enemiga
Y que tú vas a ser mi gran aliado.

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Imagen http://www.pexels.com