Sensibilidad

No quiero que me mires
Ni tan siquiera de reojo
Que puede que tú no lo notes
Pero en un momento me sonrojo.

No quiero que me escuches
Pues no hago más que divagar
Solo quiero que mi silencio ansíes
Y así juntos poder estar.

Que en este mundo hay mucho ruido
Y yo tan sólo quiero susurrar
Todas mis ilusiones a tu oído
Y así juntos poder soñar.

Pintaría un cielo con colores suaves
Para después poderlo emborronar
Que siempre llegan las largas tardes
En las que siempre nos apetece llorar.

Y es que por todo lloro
No lo puedo evitar
Tanto como me enamoro
Para luego volverte a olvidar.

Sensibilidad que por todo me conmueves
Déjame un momento vivir en paz
Que mis emociones siempre remueves
Y tan sólo pido serenidad.

No quiero que me mires
Ni tan siquiera de reojo
Que puede que tú no lo notes
Pero en un momento me sonrojo.

Imagen  http://www.pexels.com

Para ti

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Que te tengo en alta estima
Esa estima que en mí perdí
Que mi alma se creyó ilegítima
Y al diablo yo se la vendí.

Que no soy merecedora de tu afecto
Ni de tus dulces risas o largos desvelos
Siento que con el mundo no conecto
Se van apagando poco a poco mis anhelos.

Que siempre me consideré pequeña
En un mundo de altos vuelos
Y aún hoy me siento extraña
Batallando contra mis propios duelos.

Que siempre quise hacerme mayor
Esperando perder cualquier complejo
Y con los años me hacía menor
Haciéndose ellos más viejos.

No he llegado a conocerte
Y aún te sigo esperando
Que es más grande la pena de perderte
Que la desesperanza de no haberte encontrado.

Sólo necesito que me digas
Que confías en mí con los ojos cerrados
Que yo soy mi peor enemiga
Y que tú vas a ser mi gran aliado.

Perdona que no te crea
No es que no confíe en ti
Pero a veces mi mente flaquea
Y no me permite creer en mí.

Imagen http://www.pexels.com

Sin red

Siento un nudo en el estómago
Estoy entre la espada y la pared
De pronto me siento como un náufrago
Siento caer sin red.

Creía estar en suelo firme
Después de andar caminos embarrados
Y tan sólo quería convencerme
De que todo había terminado.

Y me siento avergonzada
Por no saber decirte
Por qué me siento aprisionada
Sin conseguir mentirte.

Y si bien curaría mi alma
Qué precio debo pagar
Siento no merecer la calma
Entre esta tormenta en el mar.

Que mi barco sigue a la deriva
Creyendo ver faros en la lejanía
Que me salvan de mi mente cautiva
De esta infinita agonía .

Pero el miedo impide liberar
Tantos momentos olvidados
Y hay tanto que querría contar
Pero mis labios están sellados.

Y si recuerdo quisiera olvidar
Y el olvido se me hace amargo
Que no sé si es mejor ignorar
Así como vivir en un eterno letargo.

Siento un nudo en el estómago
Estoy entre la espada y la pared
De pronto me siento como un náufrago
Siento caer sin red.

Foto de Henry & Co. en Pexels