Encontrándome a mi misma

Hace un tiempo que me encuentro perdida. Mi cansancio (tanto físico como mental) y mi falta de motivación no reflejan ni tan sólo un ápice de quien realmente soy. Lo que al principio parecía una simple astenia primaveral se prolonga en el tiempo y mella aún más mi ánimo. Día tras día intento encontrar un alivio en aquello que me llenaba y me hacía tan feliz, como escribir, leer, escuchar música, pasear, disfrutar de la naturaleza… Pero hoy me empeño en ver todo eso  como algo inane, trivial, sin importancia alguna.

Quisiera plasmar tantos pensamientos, sentimientos, emociones…; pero aún así, pareciese como si el folio y yo estuviésemos en una guerra continua, yo deseando llenarlo y él resistiendo por permanecer en su impoluta blancura.

No sé qué quiero, no recuerdo qué estaba buscando, el camino hacia el que me dirigía se va llenando de brumas…  Rebusco entre todo aquello que ayer me alentaba a seguir, que llenaba mi alma con cada bocanada de aire; releo mis propios escritos sin reconocer la ilusión que una vez plasmaban. Me miro en el espejo y el reflejo me devuelve una sutil silueta de la persona que fui.

Siento tanto y  no siento nada. Mi tristeza se acomoda en el sofá y deja pasar las horas y los días, esperando que llegue la noche para dejarme abrazar por Morfeo.

Necesito volver a encontrarme. Realmente no sé en qué cruce me perdí.

“Es un magnífico primer paso el ser capaz de reconocer qué es lo que te hace feliz.”

– Lucille Ball (Comediante, actriz, modelo y productora ejecutiva estadounidense)

Imagen http://www.pexels.com

23 pensamientos en “Encontrándome a mi misma

  1. No te pongo el ‘me gusta’ porque no me gusta lo que leo. Es fácil decirlo, pero lo digo: ¡No te dejes llevar por la apatía! Sal, pasea, escucha a los pájaros ¡Habla! Y escribe, lo que sea, lo que te salga, no te censure… ¡Vive! Merece la pena. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 4 personas

    • Muchas gracias Alfonso por tus palabras de aliento. Pero no siempre tenemos que entender la tristeza como algo negativo. Nos han inculcado que es así, pero no tiene por qué serlo en todas las ocasiones. A veces nos ofrece la posibilidad de parar, de reflexionar acerca de lo que nos está pasando y y se está moviendo en nuestro interior. A veces sólo es un aviso para parar, reflexionar, ver qué está mal, repararnos y continuar…
      Nuestro cuerpo es sabio. Las emociones un mundo.
      Fuerte abrazo.

      Le gusta a 2 personas

  2. Algunas temporadas son así, casi siempre hay un motivo para la tristeza o el desánimo y escribir, aunque sea poco y sin ganas, te puede ayudar a descubrirlo y a saber por dónde quieres ir.
    Te animo a que lo hagas. Todos los días unas letras, pocas si no tienes fuerzas para más, pero algo.
    Sirve, ordena la mente y nos desahoga.
    Un abrazo, Cristina

    Le gusta a 2 personas

    • Totalmente de acuerdo contigo. En mi caso (como en tantos otros), la escritura me sirve para desahogar aquellas emociones y sentimientos que de otra manera no podría. Me resulta muy terapéutico.
      Muchas gracias por comentar.
      Fuerte abrazo.

      Me gusta

    • Siempre consigues sorprenderme Paulo. Siempre tan amable y afectuoso.
      Si estoy aquí de vuelta es gracias a ti, porque siempre he sentido tu apoyo desde el otro lado. Y creo que (como siempre, una vez más), tienes razón. No tengo por qué escribir siempre sobre cosas positivas, sino sobre aquellas que ayuden a descargar, cuidando cada palabra con el fin de que refleje exactamente aquello que se siente. Sin dar lástima, simplemente queriendo transmitir y compartir a través de la pantalla un sentimiento, una emoción, un pensamiento…. Para reír, llorar, reflexionar, transmitir esperanza o compartir dudas…
      Y por supuesto, para intercambiar palabras con aquellos que de alguna manera (o no )se sienten identificados.
      Buen fin de semana desde el otro lado del Atlántico.
      Fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Mi querida amiga,

        Es un honor leer tus textos, tu conciencia, leer sobre tus cielos y sobre tus demonios. La verdad es que vivimos en un mundo de imágenes. Y muchos tienen vergüenza de mostrar el lado oscuro de la Luna. Un autor que me ayudó mucho fue el Samuel Beckett. En un momento de la vida él dijo: sí, también tengo un lado triste, también soy melancólico, y voy a utilizar esto a mi favor. Fue el período más productivo de Beckett. Creo que es esto: no necesitamos luchar contra nuestro temperamento. Somos lo que somos. Y tú eres increíble, Cris.

        Un abrazo marítimo para ti,

        P.

        Le gusta a 2 personas

  3. Este balançar de emoções e de estados é a vida. A nossa Vida…mesmo quando nos confunde e doí. Mas é desta “incompreensão interior” que algo nascerá de novo. Algo depurado, mais consciente e que será melhor para nós.
    A velha frase que sempre ouvi ,”tudo passa” tem tanto de banal como de inteligente. Mas essencialmente é muito verdadeira!

    Le gusta a 1 persona

  4. A veces hay que parar y esperar. Lo importante es acudir, mirar… y esperar. Nadie mejor que tu yo interior para saber qué necesitas. Quizás en este momento necesitas descansar, tomar energía y volver a arrancar. En cualquier caso, una analítica te permitiría descartar cualquier problema físico.

    Le gusta a 1 persona

    • Tema físico descartado. Es un tema recurrente que cuando nos sentimos “agotados” lo achacamos siempre (o al menos en la mayoría de los casos) a tema físico (yo incluída), sin darnos cuenta del gran poder que tiene nuestra mente, sin darle su espacio y su tiempo.
      El cuerpo es sabio y siempre nos dice cuándo es necesario parar.
      Tiempo de descanso y desconexión.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

  5. Así como tu impotencia de plasmar lo que antes te enriquecía está mi impotencia de comunicar mi apoyo.
    Pensé en hacer una respuesta larga y elaborada pero me di cuenta que pecaría de pretencioso, de palabrero o charlatán, cosa que no quiero. Y más gana uno por callar que por hablar, cuando mientras más palabras da a una persona que no conoce menos probable es que se dirijan al punto de lo que se busca converger.
    Lo único que te puedo decir que es que comparto tu sentir, aunque sea una fragmentación o una ilusión proyectiva, aunque sea una pretensión de mi consciencia… Sé -me arriesgo a decir- que detrás de las personas como nosotros, como alfombra, se oculta una conjunción de tesoros que las cosas externas sólo reflejan con remota reminiscencia; como fieras en tierras que no se acoplan a su ser, pero mantenemos con total naturalidad, oculto un mundo que va en contra corriente a lo que vemos, y aceptamos el sueño porque sabemos… que en algún instante vamos a despertar.
    -Si algo de sentido han dejado estos desvaríos favor de dejar su like :v

    Le gusta a 1 persona

    • “Así como tu impotencia de plasmar lo que antes te enriquecía está mi impotencia de comunicar mi apoyo.”
      Muchas gracias. Me llegan muy dentro tus palabras.
      Seguro que algún día encontraremos esos “tesoros” que con tanta fuerza y tesón escondemos.
      Saludos.
      Cris.

      Me gusta

Responder a Cristina Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.