Vivir el presente

Es curioso como funcionamos en muchas ocasiones. La mayor parte de nuestra vida la pasamos preocupados  por algo del pasado o presagiando lo que ocurrirá en el futuro; y ni una cosa ni la otra está en nuestras manos. Hace un segundo ya es pasado y no lo podemos cambiar. Sobre el futuro podemos hacer planes, imaginar qué sucederá, tener sueños e intentar cumplirlos pero, al fin y al cabo, nada depende de nosotros.

¿Acaso alguien no se ha cuestionado por aquella forma de actuar que tuvo en su momento  o por las palabras no dichas?, ¿no desearía volver al pasado para cambiarlo?, ¿rogaría pasar más tiempo con aquel ser querido que se fue sin poder decirle cuanto le quería?, ¿desearía una segunda oportunidad con el que era el amor de su vida?. ¿Por qué todo nos resulta tan complicado?.

Del mismo modo, nos pasamos la mayor parte del tiempo preocupados por lo que nos deparará el futuro, planificando hasta el más mínimo detalle, el camino más fácil hasta llegar hasta nuestro objetivo pero, ¿y el presente?, ¿qué pasa con nuestro presente?. ¡Si no te percatas de tu presente, lo habrás perdido para siempre!

Aunque a alguien le pueda parecer absurdo, últimamente estoy aprendiendo a ser consciente de mi Yo y Ahora. Mi terapeuta se dio cuenta de que, durante las sesiones, siempre hablaba en tiempo pasado o futuro, pero nunca en primera persona del presente.  Siempre proyectaba mi Yo a una tercera persona, como generalizando lo que decía y no fuese responsable de mi misma: “Es que siempre solemos hacer….”. ¿Dónde quedaba yo?. Me estaba auto-boicoteando, y eso me impedía avanzar. Me sentía triste, sola, porque yo misma me negaba los autocuidados suficientes para sentirme bien conmigo misma. Y es que parece algo trivial, pero cuando hacemos algo tan simple como abrir el libro que estamos leyendo, ¿realmente llegamos a disfrutar de ese momento ó, como autómatas, nos tumbamos en el sofá y nos sumergimos en la historia sin dar tregua a nada más?.  ¿Nos cuidamos en disfrutar de ese momento? Una luz tenue, buscar un lugar cómodo con mi cojín favorito, quizás una taza de té para acompañar tan gratificante momento…

Cuando me siento capaz de ir a hacer algún recado, intento verlo como una oportunidad de dar un paseo. Cuando tengo que ir al centro, veo la oportunidad de sentarme en una terraza y disfrutar de un día diferente; cada vez que abro el libro que estoy leyendo actualmente , “El arte de no amargarse la vida”, de Rafael Santandreu, aprendo algo nuevo, como darle a cada cosa el valor que en realidad tiene y no preocuparse de forma desmedida, como si nos fuera la vida en ello. Y cada día encuentro algo nuevo, aprendo una nueva lección de vida, le doy más importancia a los pequeños detalles, como esa llamada o whatsapp para preguntarme qué tal estoy. Y cada día me siento más afortunada por saber apreciar lo que tengo, por vivir el hoy sin lamentarme por los años perdidos, ni preocuparme por lo que vendrá. Al fin y al cabo, el presente es ahora y el mañana aún no ha llegado.

“Si el presente trata de juzgar el pasado, perderá el futuro”.

-Winston Churchill

Imagen http://www.pexels.com

Anuncios

19 pensamientos en “Vivir el presente

    • Sí, por supuesto el futuro también depende de lo que hagamos hoy, de lo que proyectemos. Pero otro tanto también dependerá del destino o la suerte, llámalo como quieras. Pero en cualquier caso, una cosa es cierta, y es que el HOY tenemos que vivirlo como si no hubiese un mañana. Durante mucho tiempo me lamenté por los años perdidos, hasta que me dí cuenta de que estaba perdiendo el presente con un lamento del pasado que no podía cambiar. Y eso ya es irremediable. Hoy vivo el día a día celebrando mis avances y disfrutando de cada momento. Mañana ya veré…. Fuerte abrazo JM. 🙂

      Me gusta

  1. Cristina, un relato muy, muy bonito. Es siempre un honor.

    Coincidentemente, ahora estoy leyendo «Vida de Don Quijote y Sancho» del autor Miguel de Unamuno. Mira lo que él escribió:

    «No hay futuro; nunca hay futuro. Eso a lo que llaman futuro es una de las mentiras más grandes. El verdadero futuro es hoy. ¿Qué será de nosotros mañana? ¡No hay mañana! ¿Qué hacer de nosotros hoy, ahora? Esta es la única cuestión.»*

    Un abrazo gigante, mi amiga. 🙂

    *Estoy leyendo en portugués — me disculpo si la traducción salió mal.

    Le gusta a 2 personas

    • ¡Wow! Qué casualidad… Cualquiera diría que he escrito el relato a propósito de ese párrafo, pero no. Una vez más, escribo sobre cosas que me pasan, me preocupan, pequeños pensamientos que quiero plasmar en el blog… Pero ese párrafo del gran Unamuno describe mejor que nada lo que quise decir. Muchas gracias Paulo.
      Por cierto, no se Portugués; cuando te he escrito algo en tu idioma he utilizado un traductor, al igual que cuando leo tu blog. Pero aún no habiendo leído el libro que mencionas (gran pecado por mi parte, el Gran Maestro Unamuno), creo que la traducción es perfecta. Muchas gracias por tu amabilidad (como siempre).
      Por cierto, mañana 11 pm hora española habrá un gran acontecimiento en Brasilia. Éxito mi gran amigo, que como dice un famoso presentador español, la suerte solo es para los cobardes.
      Fuerte abrazo Paulo.

      Me gusta

  2. Fíjate la paradoja: el presente es el tiempo más efímero para nuestra percepción, y sin embargo es el único en el que existimos: el pasado se fue y el futuro es una posibilidad. Vivir en presente es vivir realmente, no como recuerdo ni como ilusión, aunque estos últimos alimenten en cualquier sentido nuestra vida, que también es historia y expectativa.
    Creo que debemos pedirle a la vida aquello que nos puede dar o lo que esté al alcance de nuestras fuerzas, que pueden ser enormes si nuestros deseos -no quimeras- lo son.
    Con todo, esta entrada tuya, sencilla en apariencia y compleja en cuanto a la reflexión existencial que expresa, es de las que estimulan el pensamiento. Gracias por ello. Un abrazo, Cristina.

    Le gusta a 3 personas

    • Gracias a ti Alfonso, y a todos los comentarios de los compañeros, porque cada uno de ellos son los que a mí me impulsan a seguir escribiendo. Estoy muy feliz de verte por aquí. Fuerte abrazo.

      Me gusta

    • ¡Eso es genial¡ Me encantará verlas…. Por cierto, he leído la entrevista en tu página web y me alegra saber un poco más de ti. Creo que la vida nos ha puesto en caminos muy parecidos.
      Todo saldrá tan bien como tú desees. ¡Tú puedes!
      ¡Fuerte abrazo Paulo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Personalmente me gusta mucho la Cristina que se ha renovado, que escribe maravillosamente y que nos comparte reflexiones tan interesantes como la de hoy.
    Creo que la teoría la sabemos todos, pero cuesta mucho llevarla a cabo… es como saber la teoría de un problema de matemáticas, que nos permite plantear la fórmula y después perdernos por el camino y no llegar a resolverlo o resolverlo mal. No obstante, hay que intentarlo todos los días.
    Muchas gracias y un gran abrazo. ¡Feliz día!

    Le gusta a 2 personas

    • Muchas gracias Isabel, eres muy amable. Sí, supongo que tienes razón, la teoría es muy fácil, pero al menos hay que intentarlo. Claro que, de alguna manera, es algo utópico. Yo misma tengo sinsabores del pasado con los que lidiar. Y claro que me preocupo por el futuro. Pero intento centrarme más en el momento presente y no seguir desperdiciándolo con el recuerdo de momentos pasados que no puedo cambiar.Quiero vivir el día a día y celebrar cada paso que doy en mi enfermedad. Gracias a ti también linda. Disfruta de este día primaveral.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.