Terrenos fangosos

En la vida debemos de ser como un todoterreno; a éste no se le hará difícil ningún camino emprendido. Si analizamos nuestra vida, tod@s en mayor medida la definiremos con sus altos y sus bajos, recorriendo llanuras o escalando montañas. Siempre debemos estar preparados; y para eso, nada mejor que una buena mochila a la espalda con todo tipo de artilugios que puede que hoy nos pareciesen ridículos. Unas tenazas, tijeras, goma elástica, corcho… ¿qué más da?. Al fin y al cabo, yo recuerdo ver a Macgyver haciendo una bomba con un clip y un chicle usado, aunque no creo que ese conocimiento me saque de muchos apuros hoy en día. Quizás cambie el chicle por una chocolatina; si hay que elegir, al menos le sacaré más provecho.

Hoy estoy especialmente triste, y es que, después de un tiempo recorriendo la llanura, me he topado de nuevo con la montaña. Había estudiado la ruta hasta el más mínimo detalle, repartiéndola en etapas y celebrando cada día superado. Pero de vez en cuando te das cuenta de que el mapa se ha quedado obsoleto, (hasta el más actualizado GPS te puede llevar por un desvío incorrecto), y entonces sólo te queda sacar el plan B. Y no es que éste sea más fácil, algo así como sacado de una chistera, más al contrario, se convierte en un arduo obstáculo al que derribar. Para ello, vacías la mochila en busca de algo que te ayude a solventarlo, y encuentras una cuerda. Entonces, miras a lo alto de la montaña y te dices a ti mism@ lo fácil que sería poder sobrevolarla, pero claro, la mochila no tiene capacidad para tantos recursos. Un@ no puede contar con que va a tener todo de su parte, que va a tener todo a mano y que va a disponer de cualquier cosa que le facilite la vida. Unas veces tendremos esa suerte, y disfrutaremos de la llanura divisando a lo lejos la inmensidad del terreno, la variedad de colores, el tamaño de las montañas al fondo. Pero de pronto, después de largas jornadas de caminata, la montaña que veíamos tan lejana la tendremos frente a nosotros.

Mientras estamos en la llanura, nos hablan en innumerables ocasiones acerca de las dificultades que nos encontraremos en la vida, pero entonces nosotros sólo queremos disfrutar del momento de dicha viendo la montaña en un punto tan lejano que incluso pensamos que no la lograremos alcanzar; así que, ¿por qué preocuparnos?. Y esta forma de verlo en cierta medida es certera, ¿para qué me voy a preocupar de lo que pueda suceder mañana?. Al fin y al cabo, aún no ha sucedido, así que voy a disfrutar del camino. Pero otra cosa distinta es la “acumulación” de esos recursos, algo así como que “el problema no te pille desnud@”.  Y para ello no hay como la propia experiencia vivida. Cada obstáculo será un aprendizaje, cada caída una oportunidad para volver a levantarnos, cada puerta cerrada la posibilidad de encontrar un nuevo camino.

Hoy estoy especialmente triste porque he vuelto a caer; pero la vida me da la oportunidad de levantarme y curarme las heridas para así, continuar disfrutando del camino.

“Los caminos difíciles a menudo conducen a hermosos destinos”.

– Anónimo

 

Imagen http://www.pexels.com

Anuncios

22 pensamientos en “Terrenos fangosos

    • Muchísimas gracias Júlia. A veces en los momentos de bajón es cuando más inspirada me siento. Al fin y al cabo, la vida es como una noria; sube, baja y sube otra vez… Todo es pasajero… Mañana saldrá el sol. Y por otra parte, estoy aprendiendo otra filosofía de vida en mis terapias… Me siento solo un mero transmisor. Abrazo fuerte para ti también.

      Le gusta a 1 persona

  1. Un relato magnífico — como siempre.

    Sísifo sube y baja la montaña. A veces hay Sol, luego surge la Luna. A veces la piedra es pesada, a veces no. Pero siempre podemos escribir, a pesar de todo. Y eso facilita las cosas, un poco, al menos. Sigamos luchando.

    Un abrazo brasileño para ti, Cris.

    Le gusta a 3 personas

    • ¡Qué lindo P.R.!. Así es… A veces el camino no es recto, pero siempre hay nuevos desvíos. Pero en cualquier caso, siempre nos quedará la escritura para relajarnos. A mí personalmente me está beneficiando mucho. Y cada mensaje que recibo, es un nuevo aliento para seguir continuando. Muchas gracias a tod@s.
      Un abrazo trasatlántico para ti, P.R. Gracias por tu apoyo.

      Le gusta a 1 persona

  2. Todos los caminos tienen su dificultad y todos los caminantes nos las encontramos. Puede parecer el recurso a aquello de “mal de muchos, consuelo de tontos”, pero es no.
    Hoy, precisamente, te deseo lo mejor en este tramo.
    Un abrazo

    Le gusta a 2 personas

  3. Pero la montaña es atractiva y te invita a acercarte a ella. En el camino descubres grandes prados, riachuelos, riscos, vegetación… Cuando estás a su pie, te imponen su altura. Pero si la miras bien verás que te ofrece caminos. Sinuosos, empinados, pero caminos al fin y al cabo. Cuando has coronado te sientes dichoso y libre. Y luego hay que bajar.
    Un abrazo, Cristina.

    Le gusta a 1 persona

    • Sí Jm, y todo lo da la experiencia. Las primeras veces nos lamentamos por la caídas, hasta que nos damos cuenta de que en la vida siempre encontraremos tropiezos, y cuanto menos tiempo pasemos lamentándonos por ellos y más recursos internos tengamos, hay más probabilidades de solventarlos con éxito. No hay que esperar a que nos den la palmadita en la espalda o que las soluciones vengan por sí solas.

      Me gusta

  4. No se cuál habrá sido tu tropiezo, Cristina. Pero si ha hecho que escribas este artículo, te aseguro que al levantarte te encontrarás con que ya has avanzado un paso. ¡Estupenda reflexión! Te felicitio.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Adela. No hay ningún misterio sobre ello. Estoy saliendo de una dura enfermedad como es la agorafobia (ver “Acerca de”), y en cualquier proceso de cura siempre hay algún tropiezo. Pero espero poder decir con firmeza que lo peor ha pasado. Fuerte abrazo.
      P.D. Bella fotografía

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.